Flan de Queso

La mejor selección de recetas de flan de queso

Flan de queso fácil

Flan de queso fácil

No hay mejor comida que la que se acaba con un postre, y si es un flan de queso que se hace super fácil, mejor que mejor. Es cierto que lleva algo de tiempo, no de preparación pero si de cocción, pero merece la pena hacerlo por su sabor suave y esponjoso.

Este flan de queso cremoso es muy fácil de preparar y se puede hacer hasta con 3 días de antelación.

Es importante no abrir la puerta del horno mientras esté horneándose el flan ya que pueden aparecer grietas o se puede deshinchar. No te preocupes, no se va a quemar, abre el horno cuando haya pasado el tiempo reglamentario, no antes.

Porciones: 8

Ingredientes para el flan de queso fácil

  • 1 litro + 60 ml de agua
  • 1 taza de azúcar
  • 1 paquete (225 gr) de queso de untar, ablandado
  • 4 huevos grandes
  • 1 lata (340 gr) de leche evaporada
  • 1 lata (400 gr) de leche condensada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Así es como se hace el flan de queso fácil:

Precalienta el horno a 200 grados C. Llevar 1 litro de agua a hervir.

En una cacerola, mezclamos los 60 ml de agua con el azúcar y lo llevamos a ebullición. Tan pronto como la mezcla comience a hervir, dejamos de mezclar, bajamos la temperatura, y cocinamos a fuego lento hasta que se dore, unos 10-15 minutos.

Vertemos el caramelo en un molde para flanes (o varios moldes para horno individuales), y lo colocamos en una fuente para horno grande y honda a la que vamos a añadirle después el litro de agua caliente para que se cueza al baño María.

Mientras tanto, batimos el queso cremoso en un bol grande hasta que quede suave. Agregamos los huevos, uno cada vez, parando para raspar los lados del bol después de agregar cada huevo.

Añadimos la leche evaporada y la condensada, y el extracto de vainilla, y mezclamos hasta que se mezclen bien. Vertemos la mezcla de queso cremoso en la flanera (o en moldes individuales) y vertemos el agua caliente en la bandeja del horno hasta llegar a la mitad de la bandeja.

Horneamos hasta que el flan se cuaje y no esté líquido, alrededor de 1 hora, reduce el tiempo de cocción a 45 o 50 minutos si utilizas flaneras individuales.

Sacamos del horno, dejamos que enfríe y lo introducimos en el frigorífico hasta que se cuaje por completo. Antes de servir, bordeamos los lados con un cuchillo para despegar el flan de las paredes del molde y poder desmoldarlo mejor.

Le damos la vuelta sobre un plato, para que el caramelo quede en la parte de arriba y podemos cortarlo en trozos y servirlo.