Flan de Queso

La mejor selección de recetas de flan de queso

Flan de queso con leche condensada

Flan de queso con leche condensada

De todas las recetas de dulces que he hecho, el flan de queso con leche condensada es la que más me gusta. No sólo porque todo el mundo me pregunta la receta y queda encantada con él, sino porque es tan sencillo de hacer que no me cuesta nada ponerme a hacerlo.

Este flan es muy suave y sedoso, con una textura que se derrite en tu boca. Como se puede ver en la receta, el queso cremoso reemplaza parte de los huevos de un flan de huevos normal, y le aporta ese sabor ligero a queso y mucha cremosidad.

Aunque generalmente no se producen burbujas al batir los ingredientes, sigue siendo una buena idea dejar que repose la mezcla unos minutos antes de verterlo a la flanera para permitir que la espuma disminuya.

INGREDIENTES

  • 8 cucharadas de azúcar
  • 1 tarrina de 225 gr de queso cremoso tipo Philadelphia, a temperatura ambiente
  • 5 huevos L
  • 340 ml de leche evaporada
  • 400 gr de leche condensada

INSTRUCCIONES

Esta receta se puede hacer en un molde grande, o en varios pequeños. De todos modos, se hace igual.

Añade el azúcar en el fondo de una flanera de metal y ponlo a calentar a fuego bajo hasta que veas que el azúcar empieza a derretirse y a ponerse de color dorado.

De vez en cuando, utiliza unas varillas para remover el azúcar y evitar que se queme. Antes de que se empiece a poner de color marrón retira el molde del fuego y muévelo para que el azúcar (todavía líquido) se distribuya uniformemente por la base y un poco por las paredes.

Una vez que lo retires del fuego, el caramelo se irá endureciendo poco a poco y se solidificará. Mientras sucede esto, vete haciendo el resto de la receta.

En un bol grande, bate el queso Philadelphia con una batidora eléctrica a velocidad baja hasta que esté suave y cremoso. Agrega los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición.

Añade la leche condensada y la leche evaporada, y remuévelo todo hasta que esté perfectamente integrado. En este momento le podemos añadir cualquier esencia que queramos, vainilla, coco, etc.

Deja que la mezcla repose unos minutos para que las burbujas se eliminen. Mientras tanto, precalienta el horno a 190º C sin ventilador, con calor por arriba y por abajo.

Vierte la mezcla en la flanera con el caramelo y cúbrelo con papel de aluminio por encima.

Coloca la flanera en un baño María, un recipiente apto para el horno de un tamaño más grande que la flanera, con suficiente agua para que llegue a la mitad de la altura de la flanera.

Introdúcelo en el horno durante unos 50 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir un palillo en el centro del flan, éste salga limpio.

Sácalo del horno y deja que enfríe sobre una rejilla antes de meterlo en la nevera durante por lo menos 1 hora, para que enfríe por completo.

Para servir, voltea el flan en un plato para servir. El flan saldrá sólo, con el caramelo goteando por los bordes.